Breve reporte

Última noche de julio. Llueve en la Ciudad de México. Las calles se han vaciado y la pretendida ley seca con motivo de la consulta popular que se realizará en unas horas, encierra en sus casas a muchos que, previsores, adelantaron su compra de bebidas alcohólicas para celebrar la vida, en medio de tantas muertes a causa de la pandemia de Covid-19.

Este breve reporte meteorológico-melancólico-cívico-político-consumista-lúdico-sanitario-histórico lo escribo momentos antes de meterme a la cama. Hace frío y el amor desespera. El espanto por 600 mil muertes nos rodea, en un país que se cae inexorablemente, a manos de los que tanto insistieron en llegar a gobernarlo.

Simplemente quiero apagar la luz, escuchar la lluvia y abrir la puerta a otro universo.


Foto: Epílogosiete

Deja un comentario